Home Historias Opinión MARCA VS. LOW COST ¿POR QUÉ GASTAR 35 EUROS EN UNA CAMISETA DE MARCA?
MARCA VS. LOW COST ¿POR QUÉ GASTAR 35 EUROS EN UNA CAMISETA DE MARCA?

MARCA VS. LOW COST ¿POR QUÉ GASTAR 35 EUROS EN UNA CAMISETA DE MARCA?

369
2

El domingo pudimos ver como un conocido programa de televisión informaba, en prime time, sobre el gran problema que hay dentro del mundo de las empresas llamadas “de moda rápida” o “low-cost“. Enseguida cientos de tweets empezaron a emerger de las profundidades de la red social para comentar los datos y situaciones del sector. Lo cierto es que muchos nos quedamos con un sabor de boca un poco raro después de ver las injusticias que hay en todo el mundo para que nosotros compremos mucha cantidad, que no necesitamos, a muy poco precio.

Siempre que pregunto a cualquier persona porqué prefiere comprar en este tipo de tiendas esos productos, la pregunta que me lanzan a continuación es clara: ¿Por qué tengo que comprar una camiseta de 35 euros de marca, cuando puedo comprarla por 12 en Zara?

Lo cierto es que la industria textil vivió un antes y un después de H&M e Inditex, cientos de empresas de este sector y otros relacionados, se han visto abocados a cerrar sus puertas por no poder competir frente a estas moles empresariales y su modelo de negocio: ofrecer moda actual a bajos precios y ya, todo lo demás, sobra.

Aún así, también tenemos que decir a su favor, que gracias a ese modelo de negocio la moda se ha ido democratizado cada vez más, permitiéndonos acceder a cierto tipo de modelos y prendas difícilmente alcanzables en otros tiempos y capaces de hacer que nos formulemos preguntas como la del título.

En el sector de los deportes, por ejemplo, una buena parte de los beneficios de las compañías vienen del textil y también tienen que lidiar con esta forma masiva de entender el mundo de la moda.

Es el caso de los deportes de acción, como el snowboard, el surf y el skate, que cada día tienen más adeptos, sobre todo niños (algunos de 40 años), que cogen una tabla por primera vez y se enganchan a niveles de locura. Y, aunque muchos lo intenten con todas sus fuerzas, sólo unos pocos terminarán formando parte de ese selecto grupo de “pro-riders” de una de las muchas marcas que tenemos en el mercado, que además de cobrar por hacer lo que más les gusta, les regalan las tablas, las botas y la ropa.

Si formas parte del grupo de aficionados sin derecho a ropa gratis, la respuesta a la pregunta que os hacemos siempre es la misma: las principales causas por las que no compramos camisetas y otras prendas de marca, es porque tenemos una de similares características en alguna de las cientos de tiendas que se dispersan por la ciudad a un precio más bajo. Asi de claro.

Al principio, cuando Gordon Merchant y Alan Green, fundadores de Billabong y Quicksilver, mejoraron los bañadores para hacer surf, no creo que se imaginaran hasta dónde tendrían que llegar para conseguir ese objetivo de “rentabilidad máxima” que los inversores les reclamarían años más tarde para poder competir en el mercado con otros gigantes como Inditex y que hemos visto en el programa de La Sexta.

Afortunadamente toda las marcas relacionadas con los deportes de acción se encuentran en un proceso de cambio, vuelven a las raíces y se centran en que no todo es recortar para contentar a los inversores. Hay muchas añadidos, que nos interesan a todos y de los que tenemos que darnos cuenta para acostumbrarnos a mirar más allá de la etiqueta del precio.

Ser rider, aficionado o pro, es formar parte de un estilo de vida diferente al común denominador y nos gusta que la gente lo sepa. Una de las manera que tenemos de diferenciarnos, a parte del moreno mapache y nuestra manera de ser, es a través de nuestra forma de vestir. Para ello, cuando vamos a una tienda de surf, snow o skate, y nos decidimos por una marca, la mayoría de nosotros habremos visto ese logotipo a algún colega en pistas, en la playa o en la calle; muchos otros lo habremos visto en alguna tabla, chaqueta, o pegatina de algún pro-rider en videos y fotos de cualquier red social.

Snowboarding for me.
Fotograma Video: “Snowboarding For Me” de Oakley

Todo ese material gráfico del que tiramos mil veces para ver y aprender cómo planchan trucos y cómo se emocionan en esa increible linea de nieve polvo, está hecho para que nosotros también nos emocionemos e ilusionemos con poder llegar a hacer alguna vez algo medianamente similar o incluso mejor, ¿quién sabe?.

Espero que a estas alturas del artículo, ya te hayas sentido identificado.

Puedo afirmar contundentemente que todas las marcas del sector y las tiendas dónde las compras, están construidas desde la base por gente como tu y como yo. Pros y no tan pros, pero siempre aficionados, que un día decidieron que dedicarían sus ahorros e ilusión en ofrecer, mejorar, y hacer posible que, los chicos y chicas de su barrio, ciudad, país y ¿porqué no? del mundo, puedan formar parte de este estilo de vida que tanto nos gusta.

Pero para todo esto hace falta muchas cosas que no se explican detalladamente en el precio de la camiseta, que deberíamos tener en cuenta a la hora de cambiar de opinión, dejar la camiseta, e ir a Zara en busca de una o dos más baratas. Los consumidores de hoy en día somos muy afortunados por disponer de ingentes cantidades de información cuando acudimos a comprar cualquier tipo de producto, pero rara vez hacemos uso de ella y nos centramos unicamente en las cifras que cuelgan de la prenda que nos ha llamado la atención.

Seamos responsables.

(369)

Anabel Peña Editora de Tendencias y Marketing Manager de SBES MAG.

Comment(2)

  1. Afortunados?…en todo caso, seran (quizas si, quizas no) afortunados tod@s los perjudicados por esta moda low cost; si las personas que la consumen tienen esa información de la cruda y dura realidad pueden remover sus conciencias y así (quizás si, quizás no ) cambiar sus hábitos de consumo

    1. Gracias por tu comentario Isabel. Por lo de afortunados me refería a que, como consumidores, tenemos todo tipo de información sobre los productos y marcas en un solo clic. El problema es exactamente el que comentas: no es el consumidor el que tiene que buscar esa información sino que tiene que ser ofrecida por la industria y/o la marca antes, durante y después de la compra del producto para explicar el porqué de ese precio. Un saludo!

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR