Home Historias DETRÁS DE LAS CÁMARAS: LA HISTORIA DE VICTOR LORON Y SU RECUPERACIÓN
DETRÁS DE LAS CÁMARAS: LA HISTORIA DE VICTOR LORON Y SU RECUPERACIÓN

DETRÁS DE LAS CÁMARAS: LA HISTORIA DE VICTOR LORON Y SU RECUPERACIÓN

0

Victor Loron, snowboarder local del valle de Les Trois Vallées en los Alpes franceses ha sacado una serie de 3 videos (disponibles en nuestra página de Instagram) donde explica lo que le pasó en el invierno de 2010. Una mala caída le provocó una lesión cerebral que lo dejó en coma inducido en el hospital durante los días posteriores. Ahí es donde la historia de Victor cambió, de entrenar al máximo nivel del snowboard de competición a luchar por su vida en el hospital. Afortunadamente esta es una historia con final feliz y a día de hoy todavía sigue disfrutando de este deporte a un nivel muy alto además de entrenar a riders más jóvenes en su valle.

Hemos contactado con él para ver si podía contarnos más sobre su historia y lo que le sucedió. Nos pareció algo inspirador y esa es la razón por la que hoy queremos compartirlo con todos vosotros. Así que, una vez más, gracias Victor por compartir esta historia y tu mensaje con todos nosotros: ¡USA EL CASCO SIEMPRE!

“Sucedió en el invierno de 2010, tenía 18 años y a esa edad estaba compitiendo en el circuito nacional en Francia. Aquella temporada me disponía a pasar 3 meses en Park City, Utah (EE. UU.). Me fui allí a por todas, lleno de motivación y con un objetivo: entrenar como un estadounidense en uno de los mejores lugares para el freestyle del mundo, mejorando mis habilidades y mi nivel, para así poder competir en Francia a la vuelta y llegar a ser “pro” algún día.

Durante mi estancia, entrené con el equipo de Park City, compitiendo en algunas competiciones TTR y en el Aspen Open (con el mismo slopestyle que el de los Xgames), además de aprender frances y disfrutar de aquel fantástico lugar lleno de gente maravillosa y snowparks increíbles. Fue una estancia inolvidable, mi primer viaje en solitario y del cual aprendí muchísimo.

La historia de la lesión cerebral ocurrió el 23 de marzo. Se suponía que tenía que volver a Francia en cosa de una semana más o menos y aquel día estaba rulando con “mi padre estadounidense”, John, el padre de familia donde me hospedé cada vez que fui a Utah. Ese día me lo llevé al snowpark y me empecé a motivar, así que me fui a la línea grande de saltos y empecé a rotar.

Recuerdo que planché mis primeros fs 1080 sin corkear y estaba siendo una sesión genial, con muy buenas sensaciones, así que quise probar un doble backflip. Hacía pocas semanas de la primera vez que había planchado ese truco así que todavía no lo tenía en el bolsillo, así que todavía me daba mucho miedo y tenía que combatirlo.

Ese mismo día lo planche una vez sin grapar, de cara a la pendiente así que sin estilo pero… bueno, esa no es la cuestión. Planché y me sentí confiado así que pensé “Ah, es fácil, puedo plancharlo más veces así, ¡sin problema!”. ¡Error! Volví arriba, esta vez algo menos concentrado y sin miedo y cometí un fallo. Por suerte o por desgracia lo único que no recuerdo por completo es ese último salto, pero sí me acuerdo de lo que pasó el resto del día.

John estaba grabándome con su teléfono así que todavía tengo el video. A día de hoy puedo ver que me había pasado de velocidad y rotado una vuelta y media como un espagueti en el aire, sin estar agrupado. Así que era imposible que lo planchara. ¿Qué se me pasó por la cabeza entonces? Ni idea, probablemente me confié demasiado lo que desencadenó ese fallo técnico. Me desmayé del impacto así que imaginaos la cara de John al ver que seguía deslizándome cuesta abajo en el landing sin responder.

El equipo de rescate me llevó al hospital de Salt Lake en helicóptero donde pasé los 5 días siguientes en un coma inducido y con respiración asistida. Después de esto pasé otras dos semanas en el hospital en cuidados intensivos. Mi querida madre cogió un vuelo y se quedó a mi lado los 2 días después de despertarme. Realmente fui muy afortunado ya que las hemorragias cerebrales no fueron tan grandes y no me causaron demasiados problemas. Únicamente, durante las 5 o 6 semanas posteriores al accidente recuerdo que tuve problemas de comprensión, al hablar y de memoria, pero nada alarmante. Tuve una recuperación bastante buena.

¿Sabéis lo que le sucedió a Kevin Pearce? Tuvo un impacto en el pipe también en Park City en diciembre de esa misma temporada de invierno mientras entrenaba para las olimpiadas de invierno de 2010 en Vancouver. Desafortunadamente, sus hemorragias si que fueron más severas y su vida cambió drásticamente. A día de hoy no puede volver a ponerse una tabla y rular de la misma forma que antes y su calidad de vida ha cambiado por completo. Tiene muchas secuelas físicas y neurológicas.

Gracias a él el documental  «Love your Brain» existe con un mensaje muy importante sobre la importancia de cuidar de nuestro cerebro: ¡protégelo antes de que suceda algo malo!

De aquella experiencia me quedo con algo importante: ponte el casco, puede salvarte la vida así que póntelo siempre que puedas, permanece concentrado y sobretodo se humilde”.

 Victor Loron.

Victor, todavía disfrutando del snowboard, volando sobre nieve polvo. Invierno 2016.
Victor, todavía disfrutando del snowboard, volando sobre nieve polvo. Invierno 2016. 📸 Andoni Epelde

Marina Alonso Colaboradora en SBESMag y snowboarder @em.ei

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies