Home Eventos Crónicas LONGBOARD CLASSICS STUBEN 2019: DANDO LA BIENVENIDA A LA PRIMAVERA AL ESTILO RETRO
LONGBOARD CLASSICS STUBEN 2019: DANDO LA BIENVENIDA A LA PRIMAVERA AL ESTILO RETRO

LONGBOARD CLASSICS STUBEN 2019: DANDO LA BIENVENIDA A LA PRIMAVERA AL ESTILO RETRO

0

Texto y fotos por Gorka Oller

Longboard Classics es el Woodstock de la nieve, son de dos días de paz, música y mucho snowboard. Se trata ya de su vigésima edición, cuándo algo perdura es porque es bueno, así que, vamos a ver que se cuece:

La prueba en si consta de una bajada con un desnivel de unos 1000 metros en el que cada uno escoge su itinerario con el fin de llegar el primero a la meta, quizás lo más divertido de todo es ver la salida. Recuerda a aquellas carreras de moto de la época de Angel Nieto,  los riders corríamos a sprint unos 50 metros, para rápidamente enchufarnos nuestras fijaciones y salir a todo trapo hacia abajo.

Hasta aquí todo más o menos normal, pero es que además LongboardClassics es un evento lleno de colores, atuendos y tablas más propios de los años 80, cuándo todos íbamos orgullosos con nuestro flow fosforito del que se te afila el colmillo.

¡Los 80 en estado puro!

LongboardClassics es el evento perfecto para dar la bienvenida a la primavera. Aquí se dan cita las viejas glorias del snowboard de centro Europa que ripan con material del que se usaba en aquellos gloriosos días.

Para los que somos un poco más puretillas LongboardClassics nos trae gratos recuerdos, ya que es un desfile de tablas y marcas desaparecidas, pero también es un escaparate de nuevas firmas o incluso de algunas que dábamos por desaparecidas, como por ejemplo Rad Air, Pogo etc.

Joyas de coleccionista

Aquí es común ver gente rulando con tablas de más de 2 metros de longitud ,con un tamaño de patín similar al de tablas con medida más normales. Nos aseguran que son snowboards que van que flipas esos días de powder en lo que está todo trillado,  te permite surcar como en un transatlántico las huellas que muchos han dejado antes que tu, vamos, una salvajada.

No creáis que son sólo tablas de hace años, resulta que hay fabricantes importantes que se dedican a fabricar casi en exclusiva éste tipo de tablas, flipante.

La marca Sims no podía faltar entre tanta joya

La prueba en si, comenzó con un meeting en el Bar Mondschein en el pueblo de Stuben. Una breve presentación del evento, y todos a cenar y a la piltra, que mañana promete ser un día heavy.  Como se trata de un encuentro entre viejos colegas de Europa y diferentes partes del globo, es normal que a alguno se le fuese un poco de las manos.

El Sábado 6 de Abril amanece increiblemente soleado, y con unas condiciones de nieve algo duras.

Hacia las 9 de la mañana todos los participantes nos dimos cita en una carpa situada en la parte baja de la estación, junto al parking, dónde también estaba la llegada de la prueba así como una plaza con Test de diferentes marcas, unas modernas y otras no tanto,  un comedor el el cual repondríamos fuerzas, y un escenario en el que más tarde tendrían lugar los conciertos.

Reunidos bajo un marco incomparable

En dicha carpa nos explicaron un poco en que consitiría la prueba y la correspondiente recogida de camisetas gorras  y pases, que curiosamente se trataba de un collar de flores al más puro estilo Hawaiano.

Una vez que nos inscribimos teníamos un par de horas para reconocer el lugar dónde se va a desarrollar el descenso.

A la salida de LongboardClassics se accede desde el desembarque del telesilla Alboagrat, y desde ahí una pequeña pateada de unos 400 metros dónde poco a poco fueron llegando todos los participantes.

No sabemos con exactitud cuántos participantes nos juntamos ahi,  pero probablemente ahí arriba habrían unas 400 o 500 personas de diferentes categorías. En cada salida calculamos que salíamos alrededor de 100 personas, vamos, un desfase.

¡Ambientazo!

LBC MASTERS: Chicos y chicas  con tablas de más de 162 para ellas y más de 172 para ellos, todos ellos pros de ahora o de antes.

LBC NO SCHOOL: Aquí cabe todo, no importa ni la medida ni lo vieja o moderna que sea tu tabla, ésta categoría es quizás la más popular, incluso pudimos ver familias con pequeños participando.

LBC OLD SCHOOL: Es la hora de los chicos y chicas que ripan con tablas fabricadas antes de los años 90. Aquí es dónde vimos más fosforito, tablas más propias de museos, alguno incluso con quillas, de locos.

Toda la zona alta  y media son palas con bastante pendiente y trilladas a más no poder, el recorrido es libre pero siempre por zonas no fresadas por las máquinas, así que las piernas terminan fulminadas, y los riñones al jerez.

Los asistentes con muchas ganas de ripar y pasarlo en grande

La parte baja se ripa agusto en bosques, tubos y spots de lo más curiosos en los que te encuentras para-avalanchas de las que dan yuyu con la cantidad de nieve que acumulan.  Aqúi no valen medias tintas, la peña baja como si no hubiera mañana.

Nosotros al ser nuestra primera vez en la LBC escogimos una linea que creíamos directa, pero claro, ya sabe más el diablo por viejo que por diablo, aunque quedamos bastante satisfechos con nuestra bajada.

Un antes y un después en el snowboard

Una vez terminaron todas las categorías, sobre las 15:30 de la tarde, nos dimos cita en la plaza dónde se econtraban las carpas con test el escenario y el comedor. Con la inscripción te daban unos tickets para bebidas y comida gratis absolutamente necesario para reponer fuerzas.

El ambiente post competi era una pasada, mogollón de gente en tumbonas al solecito escuchando buena música reggae, cervecita etc…

Poco después darían paso a la entrega de premios de las diferentes categorías para poco después dar comienzo a el otro plato fuerte del evento, la fiesta. Si por algo son conocidos los Austriacos además de ser unos jefes del snowboard es sin duda por el apré-ski, de hecho son unos de los creadores de la party después de esquiar.

Bandas y Dj’s cómo Wannabes, A New Day, o Mortal Kombat Sound System. amenizaron la fiesta hasta altas horas de la noche, al día siguiente ya no había competición, así que os podéis imaginar lo a gusto que iba la gente, pero todo dentro de una ambiente de buen rollo y respeto.

Entrega de premios antes de ¡la gran fiesta!

La clasificación final quedaría así.

LBC MASTERS: Mujeres.

1ª Tina Zobel (Alemania).

2ª Rutie Goepel (Canada).

3ª Babs Hemund (Suiza).

LBD MASTERS: Hombres.

1º Ralph Castelberg (Suiza).

2º Mattias Jorda (Alemania).

3º Franz Lebsanft (Alemania).

LBC ORIGINAL NO SCHOOL: Mujeres.

1ª Bronkie Scamboya (Eslovaquia).

2ª Isabelle Muller (Suiza).

3º Janina Maier (Alemania).

LBC ORIGINAL NO SCHOOL: Hombres.

1º Gigi Ruef (Austria).

2º Mambo Jonckheere (Belgica).

3º Geor Warner (Alemania).

LBC OLD SCHOOL: Mujeres.

1ª Caroline Pitter (Austria).

2ª Dana Luhanova (Linchestein).

3ª Magdalena Nindl (Austria).

LBC OLD SCHOOL: Hombres.

1º Joe Waibel (Suiza).

2º Matt Waibel (Suiza).

3º Philipp Krogol (Alemania).

Además hubo premios para el rider más joven y a un loco que se hizo la bajada en una tabla sin fijaciones.

Xavi Quiros Redactor de SBES MAG, Video Channel Manager y Community Manager

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies